LAGUNAS Y EMBALSES NATURALES DE CÁDIZ, un impulso de energía

Posted on Actualizado enn

Las lagunas y los embalses naturales de Cádiz son de gran valor ecológico y cuando necesito un impulso de energía y tranquilidad me voy de excursión a uno de estos sitios.

Si quieres pescar y/o bañarte…
El embalse de Zahara-El Gastor es un paraíso para los pescadores y además está permitido el baño en él, así como actividades náuticas. Allí puedes pescar carpas, barbos, bogas o lucios, con la técnica de capturar y luego soltar. Este embalse tiene una gran atractivo turístico, tanto por estas actividades al aire libre, como porque desde el balcón de la plaza mayor del pueblo se puede apreciar su precioso color turquesa.

Si quieres hacer un pic-nic y observar aves en su ámbito…
Tienes varias alternativas: La cola del embalse de Bornos o el de Arcos, y las Lagunas de Espera (la Hondilla, la Salada y la Dulce).

Embalses-Cadiz-Bornos

La cola del embalse de Bornos, un humedal de mucho valor ecológico. Está entre Arcos, Villamartín y Bornos. Es un lugar muy bonito para ir la familia, declarado en 1989 paraje natural, donde podréis ver muchas aves, entre las que hay especies protegidas. Las más curiosas son la espátula, el martinete o la gracilla cangrejera. Y además encuentran refugio a la orilla del embalse, pues hay unos árboles muy característicos, llamados tarajales, donde hacen sus nidos. Un poquito más lejos de la orilla, tu familia podrá disfrutar de la visión de los acebuches y los lentiscos. Si os gustan las aves, será un sitio con un especial encanto para vosotros. Te recomiendo las horas primeras y últimas del día para ver este precioso espectáculo. Si te llevas unos prismáticos, podréis verlo todo con más detalle. Ojo, no se permite la captura de animales. Debes tenerlo en cuenta por muy pequeño que éste sea.

Embalse Arcos de la FronteraOtro paraje natural ideal para que vayáis en familia es la cola del embalse de Arcos, en plena ruta de los pueblos blancos. Su principal atractivo es la riqueza de su fauna, sobre todo de sus aves. La vegetación de alrededor es de eneas (con las que se hacen los asientos de las típicas sillas de ese nombre), cañas y cañizos. Las aves que podéis contemplar allí son el pato cuchara, el águila pescadora (sólo en invierno), o el calamón común, que sí podréis ver durante todo el año. Está prohibida la recolección de rocas y minerales.

 En las Lagunas de Espera, la Hondilla, la Salada y la Dulce, tampoco os podréis bañar, pero entran dentro de una actividad de ocio muy recomendable para la familia, ya que es un espacio protegido de reserva natural tanto por su flora como por su fauna. Ideal la observación de animales como el galápago leproso, la culebra bastarda, la de escalera, la de collar, el flamenco… Hay muchísima variedad, y algo importante es que se está introduciendo de nuevo un ave, la focha común, que estaba en peligro de extinción, al igual que le ocurre a la malvasía, cuyos machos tienen un impresionante pico azul. Dos apuntes: por supuesto no está permitido coger animales y disfrutaréis más de la visita si lleváis unos prismáticos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s