VACACIONES DE VERANO en Tarifa

Posted on Actualizado enn

Tarifa mi viaje de veranoEste año decidimos pasar unos días de vacaciones de verano en Tarifa. El pueblo es encantador, con muchas casitas blancas, patios interiores y callecitas estrechas, un típico pueblo andaluz pero ojo, con un aire distinto, mucho más moderno, ambiente de fiesta, y en plan alternativo, un rollo muy surfero que a nosotros nos encantó. Esto no significa que los niños se queden fuera de vuestros planes: no tengáis miedo si viajáis como nosotros con un bebé o con niños pequeños porque ellos también van a disfrutar mucho.

Dar un buen paseo por el casco histórico y disfrutar con las vistas al Estrecho y a África eran algunas de las cosas que nos gustaba hacer, sobre todo por las tardes. Uno de los días cruzamos el Estrecho y visitamos Ceuta, que tiene unas murallas muy bonitas. Cogimos el ferry en Algeciras que tardó algo menos de una hora. Aproveché para comprar unos perfumes y unos bombones ingleses. Otra opción que pensamos era coger el barco en Tarifa y llegar hasta Tánger (puedes comprar los billetes por Internet o allí mismo en el muelle), pero esta vez no fuimos y preferimos reservarlo para la próxima vez.

La gente de TarifaEn Tarifa hay una especie de paseo donde justo se dividen el Atlántico y el Mediterráneo. Hombre, con razón el agua del mar está bastante fría, dicen que es por encontrarse los dos mares. Eso sí, es cristalina, limpísima. Por otras veces que he ido, cuando sopla mucho el viento, la arena puede llegar a molestar porque pica, pero vamos, menos mal que a nosotros nos cogió con un viento suave y agradable. En el pueblo estuvimos viendo el Castillo de Guzmán el Bueno, ya sabéis, que prefirió sacrificar a su hijo allí en vez de entregar a su pueblo, una historia que pone los pelos de punta.

Mi niña porque es todavía muy pequeña, pero si tenéis niños más mayorcitos, no olvidarán nunca una actividad muy bonita: el avistamiento de delfines y calderones. Una de las empresas que la llevan es Turmares. Nosotros esta vez no lo hicimos pero queda pendiente para cuando mi niña crezca.

De tapeo por TarifaPara comer, uno de los días fuimos a El Ancla, que está junto al muelle. Mi marido y yo nos pedimos unas croquetas de choco, unas coquinas y urta muy buena. El pescado muy fresco, nos encantó. Estuvimos un par de veces en chiringuitos de la playa, nos gustó especialmente el Tangana, a pie de playa, al lado de Casas de Porro (fijaos qué nombre, jeje). También una tarde tomamos café en El Chozo, la cafetería del camping Torre La Peña (las vistas del atardecer son espectaculares).

Para cenar, hay muchos sitios; nosotros estuvimos en el mesón El Picoteo (frente a la Guardia Civil, en Mariano Vinuesa), pero cuidado que es pequeñito, estaba muy lleno, y nos agobiamos un poco con el carrito de la niña. Nos pedimos el atún y las ortiguillas, merece la pena. Otro sitio donde fuimos, el Chilimosa (un vegetariano). Aunque yo no soy vegetariana, probé la hamburguesa de soja de mi marido, que sí lo es, y debo admitir que estaba muy rica. Pedimos dos platos, un postre y dos bebidas (yo llevaba la comida de mi niña aparte), nos salió por menos de 20 euros. Otro más y que está de moda es el Surla, muy chulo decorado, con vistas a la playa, y con 3 cartas distintas según la hora del día. Nos pedimos el sushi, que sólo lo tienen por la noche: su atún es muy fresco. Estuvimos muy relajados, incluso nuestra bebé, porque como está alejado del bullicio del centro, su ambiente era tranquilo. La cuenta no llegó a 15 € por persona.

Con nuestra niña era imposible ir de copas, pero coincidimos con unos primos de mi marido que veraneaban en casa de unos familiares, les pudimos dejar a la nena una noche, y nos escapamos. Nos fuimos al Pósito para tomar unos mojitos y unas copas, y nos encantó el daiquiri de fresa. Un ambiente muy divertido, de mucha marcha y gente guapa, aunque pasamos algo de calor. El Gunlao está en el Paseo Marítimo y tiene una música y un ambiente de estilo lounge genial. Cuando los bares del centro cierran, la gente sigue la fiesta en el polígono; nosotros nos fuimos al Café del Mar, muy recomendable.

Cuesta de sol vacacione TarifaDurante nuestras vacaciones de verano en Tarifa nos quedamos en un apartamento vacacional en el casco antiguo. Una alternativa que nos ha gustado mucho por la cercanía a todo y sobre todo por la comodidad de tener una cocinita. El apartamento de un dormitorio con cuna para mi niña nos costó 525 Euros los 7 días que estuvimos, y la verdad muy bien. Lo alquilamos a una empresa, una tal Costasur donde también nos ayudaron planear nuestra excursión a Ceuta.

En resumen…

Lo más positivo: Un ambiente de muy buen rollo dentro de lo que es un típico pueblo andaluz, y conviven perfectamente la gente más joven y parejas con familias jóvenes con niños. Se come bastante bien, y en muchos sitios con vistas al mar, todo un lujo. Para repetir.

Lo más negativo: Saltó un levante fuerte que fue un poco molesto para pasear con el carrito de la peque, aunque menos mal que sólo fue el último día. Al viajar en coche fue algo difícil encontrar aparcamiento al llegar. Lo bueno, tras una vez haber encontrado un aparcamiento no tuvimos que coger el coche apenas por la cercanía a todo de nuestro alojamiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s